Contacto

Antiespumantes

Los antiespumantes también se conocen como «desespumantes». Estos aditivos ayudan a las empresas de diversos sectores a impedir la formación de espuma y burbujas en sus procesos de producción. Los ingredientes no son solubles en medios espumantes y se dispersan rápidamente por las superficies debido a su baja viscosidad.

Los antiespumantes son necesarios cuando la espuma perturba las operaciones de procesado, llenado o medición de volumen, o cuando afecta negativamente a la textura del producto alimenticio. La primera solución para evitar la formación de espuma es controlar el proceso pero, en algunos casos, los fabricantes de alimentos no pueden hacerlo sin añadir un antiespumante.

Diferentes tipos de antiespumantes en la industria alimentaria

Antes de que hubiera antiespumantes en el mercado, la formación de espuma podía reducirse incluyendo antiespumantes naturales, como el jugo de limón exprimido o el aceite de cocina. Sin embargo, estos ingredientes alteran el sabor cuando se utilizan en grandes cantidades, por lo que surgió la necesidad de buscar una solución mejor. Hay distintos tipos de antiespumantes:

Control de espuma a base de aceite

Los desespumantes a base de aceite son ideales para aplicaciones con intensa formación de espuma y reducción. Contienen un portador de aceite y no se mezclan bien con el agua a fin de obtener unas características antiespumantes óptimas. Estos antiespumantes no son solubles en agua ni en soluciones acuosas.

Desespumantes siliconados

Los antiespumantes siliconados incluyen una forma hidrofóbica de silicio para permanecer insolubles en agua. Los fabricantes del sector alimentario pueden utilizar antiespumantes siliconados en los procesos de preparación de alimentos, tratamiento del agua, etc. Estos ingredientes también pueden encontrarse en sistemas de formación de espuma no acuosos, como el del refinado de petróleo.

Aplicaciones de los antiespumantes en la industria alimentaria

Los desespumantes reducen las pérdidas de material durante la preparación y producción de alimentos. En la industria alimentaria es habitual el uso de antiespumantes siliconados para satisfacer las expectativas de los clientes con respecto a los productos.

Los profesionales de la alimentación utilizan desespumantes para preparar alimentos fritos, como nuggets de pollo y patatas fritas. Los aditivos brindan a la industria alimentaria la posibilidad de mejorar los siguientes métodos:

• Lavado de productos alimentarios (verduras)

• Destilación y evaporación

• Envasado

• Extracción

• Purificación

• Cristalización

Normativa

En Brenntag Food & Nutrition podemos asegurar que nuestros productos se ajustan a la normativa actual y a los requisitos de seguridad del sector. Seguimos las normas ISO, estamos al tanto de la normativa de seguridad alimentaria HACCP y ofrecemos a nuestros clientes documentación y certificados para los pedidos.

Contáctenos

Si desea más información sobre el uso de antiespumantes en sus productos, póngase en contacto con nuestros expertos en alimentación de Brenntag Food & Nutrition.

  1. 1
  2. 2

newsletter.model.headline

newsletter.modeal.text