Contacto

Proteínas

Las proteínas son los componentes fundamentales del cuerpo humano y una parte esencial de la dieta diaria. Consumimos proteínas para construir y reparar nuestro organismo. La tendencia actual del mercado es ofrecer proteínas de fuentes sostenibles y alternativas a las fuentes de proteínas tradicionales como la carne, las aves o el pescado.

Diferentes tipos de proteínas

Las proteínas de uso industrial proceden de fuentes vegetales y animales. Algunas son tradicionales, como la soja y el trigo, comúnmente conocidos y utilizados desde hace décadas, pero el mercado busca alternativas. Por ello existe toda una gama de proteínas de origen vegetal de fuentes tradicionales como las de arroz, guisantes o patatas. También vemos surgir proteínas a base de plantas que son reconocidas como «nuevos alimentos», por ejemplo, cáñamo, sacha inchi, lentejas de agua, habas y algas. Si bien la tendencia vegetal ha experimentado un fuerte auge, las proteínas de origen animal se siguen utilizando por sus valores y propiedades nutricionales únicos. Productos como la gelatina y el colágeno, las proteínas de los productos lácteos o los huevos desempeñan una función fundamental para elaborar recetas idóneas y crear valor para el consumidor.

Para muchos consumidores, las fuentes alternativas de proteínas como las proteínas de las plantas, leguminosas, frutos secos o semillas ya forman parte de su dieta diaria, pero cada vez más fuentes nuevas de proteínas como las algas, hongos o insectos empiezan a ser de uso habitual en la industria alimentaria.

Funcionalidad de las proteínas en el producto alimentario final

En la industria alimentaria, aparte de la función nutritiva, diversas proteínas desempeñan importantes papeles tecnológicos como sustancias que ayudan a mejorar la textura, consistencia, rendimiento, sensación en boca y calidad general de los alimentos procesados. La funcionalidad específica de una proteína viene rigurosamente determinada por su estructura molecular, definida por su origen y procesado durante la producción de la proteína.

Gracias a sus múltiples funcionalidades para la solubilidad, viscosidad, aglutinación de agua, emulsión, gelificación, cohesión, formación de espuma y elasticidad, las proteínas tienen un impacto específico en los sistemas alimentarios. Se utilizan en formulaciones vegetarianas y veganas, nutrición deportiva, alimentos horneados, bebidas, carnes y pescados procesados, sopas y salsas, aderezos, coberturas y muchas otras formulaciones alimentarias. Los fabricantes de alimentos pueden beneficiarse del uso de diversas proteínas para mejorar la textura, estabilidad, periodo de conservación, aspecto, gusto y olor de los mismos.

Los aspectos nutricionales de las proteínas son importantes para aportar energía y componentes fundamentales al organismo, así como para crecer, restablecer y mantener la salud. Las proteínas animales y algunas vegetales, como la soja, proporcionan todos los aminoácidos que necesita nuestro organismo para mantenerse con vida, recuperarse y desarrollar los tejidos.

Normativa

Le recomendamos que lea atentamente las leyes y normas aplicables. Tenga en cuenta que usted es responsable de cumplir cualquier requisito legal y normativo.

Contáctenos

Si desea más información sobre proteínas y las soluciones que podemos ofrecerle, póngase en contacto con Brenntag Food & Nutrition. Nuestros expertos en alimentos le ayudarán a encontrar la proteína adecuada para su producto.

  1. 1
  2. 2
  1. 1
  2. 2

¡Muchas gracias!

Responderemos a su pregunta a la mayor brevedad posible.

Back to our website

newsletter.model.headline

newsletter.modeal.text